Make your own free website on Tripod.com
Secundaria N° 1 Profr. Antonio Solís
Profr. Antonio Solís

Home

Himnos y Promesa
Directores
Historia del Plantel
Profr. Antonio Solís
Directivos
Noticias
Deportes
Población Escolar 2002 - 2003
Auditorio
Banda de Guerra
Rincón Literario
English Songs
Sabinas Hidalgo, Nuevo León
Imágenes del plantel
Vínculos
Contáctanos

Biografía

monumento2.jpg

ANTONIO SOLÍS. COMO UN OBSEQUIO A LAS MADRES SUFRIDAS, VIRTUOSAS Y BUENAS, NACIÓ EL 10 DE MAYO DE 1892 EN SABINAS HGO. NUEVO LEÓN; SUS PADRES FUERON EL SEÑOR EUGENIO SOLÍS Y LA SEÑORA JOSEFA GUADIANA DE SOLÍS.

DESDE SU JUVENTUD FUE VISTO POR SUS PADRES Y GENTES HUMILDES, COMO UNA PERSONA EJEMPLAR, LO DISTINGUÍAN PRINCIPALMENTE PORQUE NUNCA DECÍA UNA MENTIRA.

ANÉCDOTA: CUENTAN LAS GENTES DEL BARRIO EN EL QUE VIVIAN QUE UN DIA ANTONIO Y SU PADRE CAMINABAN DETRÁS DE UN REBAÑO Y UNA SEÑORA LE DIJO A SU PADRE ¿PERO ES POSIBLE QUE VAYA A SER TU HIJO PASTOR? A LO QUE CONTESTO SIN ASOMBRO, SI, ESTOY HACIENDO LO QUE MI HIJO ME DICE, ESTE MUCHACHO TIENE QUE SER GRANDE, PORQUE NUNCA A DICHO UNA MENTIRA.

DURANTE SU EDAD ESCOLAR FUE ADMIRADO POR SUS MAESTROS, QUIENES HICIERON LAS OBSERVACIONES A SUS MADRE LA SEÑORA JOSEFA GUADIANA,

ERA OBEDIENTE Y DISCIPLINADO CON SUS PADRES, INSPIRADO, PUES ÉL LE CONTABA INNUMERABLES ANÉCDOTAS DE INTELECTUALIDAD, PROFESÁNDOLE
INMENSO CARIÑO. EN EL AÑO DE 1912 RECIBIÓ SU TITULO DE PROFESOR, SIENDO OBJETO DE ADMIRACIÓN DE LOS MAESTROS MAS NOTABLES, DURANTE ESA ÉPOCA, TUVO QUE DEJAR SU PROFESIÓN HABIÉNDOLA EJERCIDO POR MUY POCO TIEMPO. ENTONCES SE DEDICO A LA AGRICULTURA Y A LA ARQUITECTURA; SIENDO UN TRABAJADOR INCANSABLE; PARA TODO ERA BUENO. EL CONTRIBUYÓ MUCHO CON SU TRABAJO PARA HACER UNA CASA PROPIEDAD DE SUS PADRES, SE OCUPÓ TAMBIÉN POR ALGÚN TIEMPO DE EL GANADO MENOR, PERO SIN HABER DESCUIDADO NUNCA SUS LIBROS, CUANDO EL PASTOREABA EL GANADO LLENABA SU MORRAL DE LIBROS Y EN LA MAJADA TENÍA UNA VERDADERA BIBLIOTECA.

POR ÚLTIMO DECIDIÓ DEDICARSE AL COMERCIO LLEGÓ A SER UNO DE LOS PRIMEROS COMERCIANTES EN SABINAS, TENIENDO LA OPORTUNIDAD CON ÉSTO DE HACER EL BIEN A LAS PERSONAS HUMILDES, CON MUCHA FRECUENCIA LES REPARTÍA MERCANCÍA GANÁNDOSE CON ESTO LA ESTIMACIÓN DE PARTE DE LOS HABITANTES SABINENSES.

EN 1921 FUE ELECTO PARA EL PUESTO DE PRESIDENTE MUNICIPAL. FUE EN ESTA ÉPOCA CUANDO LLEGÓ A LA CÚSPIDE DE SU ADMIRACIÓN Y SIMPATÍA POR PARTE DEL PUEBLO, PUES NO OBSTANTE DE LA FUERTE OPOSICIÓN DE ALGUNOS HACENDADOS DE SABINAS QUIENES CONSTANTEMENTE TRATABAN DE INTERRUMPIR SU LABOR, SUPO ADMINISTRAR Y DICTAR SISTEMAS DISTINTOS DE IMPUESTOS, A LOS QUE ELLOS HABÍAN PRACTICADO, POR LO CUAL SE NEGABAN A PAGAR DICHOS IMPUESTOS, DE ESTA MANERA, FORMÓ UNA ADMINISTRACIÓN FLORECIENTE Y RICA.

HABIENDO SIDO UNA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA A SU CARGO, NO SOLO UNA OPOSICIÓN DECIDIDA CONTRA LOS HACENDADOS, SINO TAMBIÉN CONTRA EL GOBIERNO DEL ESTADO, ENTONCES EN MANOS DE JUAN M. GARCÍA. ÉSTOS Y AQUEL HICIERON SURGIR EL ANTIGUO PROBLEMA DE LAS AGUAS DEL RÍO SABINAS, DEBIDO A LA ESCASEZ DEL CAUDAL, ENTRE HACENDADOS Y VECINOS, EN LA QUE TUVIERON QUE INTERVENIR ALTAS AUTORIDADES DEL PAÍS.

LOS HACENDADOS, DE ACUERDO CON EL GOBIERNO DEL ESTADO TOMARON ESTE PROBLEMA, COMO BASE PARA DERROCAR UNA ADMINISTRACIÓN DE LAS GENTES HUMILDES; (EL PARTIDO QUE SOSTENÍA ANTONIO ERA EL QUE USABA UNA FRANJA TRICOLOR, TAMBIÉN LE LLAMABAN EL PARTIDO DEL HUARACHE) PERO LA EXCESIVA HONRADEZ Y LO ACERTADO DEL C. PRESIDENTE MUNICIPAL EN CUANTO A SUS ACTUACIONES DURANTE LOS GRAVES PROBLEMAS QUE SURGIERON, EN QUE NO FALTARON BANDOS ARMADOS DE HACENDADOS CONTRA VECINOS, ASÍ COMO LA INTERVENCIÓN DE LAS FUERZAS POLICÍACAS DE LA POBLACIÓN, LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO Y LAS FUERZAS FEDERALES SE HICIERON ARBITRARIEDADES, NO OBSTANTE, EL GOBIERNO TOMÓ EL ASUNTO COMO SI SE TRATARA DE SU PROPIEDAD.
CUANDO ESTABA DE PIE EL PROBLEMA, VINIERON POLICÍAS DE MONTERREY LA CAPITAL DEL ESTADO PARA APRESAR A ANTONIO SOLÍS Y ERA TAL LA FUERZA DEL PUEBLO, QUE SE VIERON OBLIGADOS A SALIR DE ÉL, SIN CONSEGUIR SU INTENTO.

MÁS TARDE EL MISMO GOBERNADOR JUAN M. GARCÍA VINO A SABINAS PARA HACER LAS PASES CON EL PRESIDENTE MUNICIPAL.

LA PARTE NORTE DEL ESTADO LO POSTULÓ PARA DIPUTADO FEDERAL, PARTICIPANDO DE ESTA FORMA EN LAS ELECCIONES DE 1922 CONTRA LOS SEÑORES JUAN QUIROGA Y GENERAL JOSÉ E. SANTOS, HABIENDO OBTENIDO UNA MAYORÍA ABRUMADORA CONTRA SUS CONTRINCANTES; PERO LAS APROBACIONES GLOBALES DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS A FAVOR DE LOS CONTRARIOS LE COSTÓ EL SACRIFICIO; SIN EMBARGO, EN EL SENO DE LA CÁMARA, PRONUNCIÓ UNO DE LOS DISCURSOS MAS NOTABLES QUE SE HAYA PUBLICADO EN AQUELLA ÉPOCA



PARTICIPÓ EN LAS ELECCIONES DEL AÑO DE 1923, JUGANDO ÉL COMO CANDIDATO A DIPUTADO LOCAL, PARTICIPANDO ASÍ SUCESIVAMENTE, EN FAVOR DEL LICENCIADO AARÓN SÁENZ CONTRA PORFIRIO GONZÁLEZ Y ALFREDO PÉREZ. HABIÉNDOSE RETIRADO EL LIC. SÁENZ DE LA CAMPAÑA, ANTONIO SOLÍS QUEDÓ AL FRENTE DE ESTE GRAN SECTOR DEL ESTADO EN VIRTUD DE HABÉRSELE RECONOCIDO SU TRIUNFO COMO DIPUTADO PROPIETARIO CONTRA SU CONTRINCANTE. UNA VEZ EN EL CONGRESO TOMÓ UNA ACTITUD MUY ADMIRADA POR LOS CIUDADANOS HONRADOS DE ESTADO; PUES SIEMPRE PRONUNCIÓ CANDENTES DISCURSOS CONTRA TODA ACCIÓN QUE CONSIDERABA QUE NO ESTABAN DENTRO DE LOS PRECEPTOS LEGALES. CON ESTA NORMA DE CONDUCTA SE FUE ACARREANDO UN NOTABLE PRESTIGIO Y FUE CONSIDERADO POR LA PRENSA COMO EL ALMA DE UN GRAN OPOSITOR CONTRA LOS ACTOS QUE PERJUDICASEN LOS INTERESES COLECTIVOS.


EL ESTADO LLEGÓ A AGITARSE NOTABLEMENTE A SU FAVOR; PORFIRIO GONZÁLEZ PENSÓ QUITARSE AQUEL ENEMIGO DE ENCIMA; PUES SOLÍS HABÍA GANADO UNA GRAN PARTE DE SUS COMPAÑEROS DE CÁMARA Y SE HABÍAN PUESTO A SU FAVOR, CON ESTE MOTIVO ANTONIO SOLÍS FUE DEPORTADO EN COMPAÑÍA DE SUS COLEGAS DE CÁMARA, JOSÉ I. MARTÍNEZ, MANUEL CHAPA GONZÁLEZ Y GENERAL F. MORALES A PUESTOS EN EL PUENTE INTERNACIONAL DE LAREDO TAMAULIPAS, POR EL ENTONCES CORONEL PLUTARCO ELÍAS CALLES JR (DICIEMBRE 1923) Y ACUSADO DE DELAHURTISTAS CON MOTIVO DE CUANDO SE DESARROLLÓ ESE MOVIMIENTO ANTONIO SOLÍS HABÍA ESTADO Y ENTRÓ A VARIAS INVITACIONES QUE SE LE HICIERON PARA QUE ESTUVIERAN DE LADO DE DON ADOLFO.


ANTONIO SOLÍS Y SUS COMPAÑEROS POR ALGUNOS DÍAS ESTUVIERON EN LAREDO TX. EN PRECARIAS CONDICIONES , PUES DESDE HACIA MUCHO TIEMPO NO SE LE PAGABAN SUS DIETAS.


DESDE DICHO LUGAR SE COMUNICÓ CON SU AMIGO EL LIC. AARÓN SÁENZ, A LA SAZÓN MINISTRO DE LA CD. DE MÉXICO, EN DONDE CONFERENCIO CON SÁENZ Y CON EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, HABIENDO REGRESADO A MONTERREY, AL MISMO TIEMPO QUE SUS COLEGAS SE HABÍAN QUEDADO EN LAREDO.


DESPUÉS DE ESTOS ACONTECIMIENTOS LOS DIPUTADOS DEPORTADOS VOLVIERON AL GOBIERNO DE PORFIRIO GONZÁLEZ Y SÓLO SOLÍS CONTINUÓ SU TENAZ RESISTENCIA DE RESPALDO POR TODAS LAS CLASES SOCIALES DE MONTERREY Y NO POCAS DEL ESTADO. TODO LO CUAL IRRITÓ GRANDEMENTE AL GENERAL PORFIRIO GONZÁLEZ.

EN UNA OCASIÓN EN EL OJO DE AGUA DEL MUNICIPIO DE SABINAS HGO., N.L. Y CON MOTIVO DE UNA REUNIÓN QUE TUVO SOLÍS CON ALGUNOS DE SUS PARTIDARIOS, APARECIÓ JOSÉ MA. GALÁN CON UN GRUPO DE INDIVIDUOS, QUIEN SIN DUDA ALGUNA, TENÍAN LA CONSIGNA DE HACER DESAPARECER A SOLÍS, SUS INTENCIONES SALIERON FRUSTRADAS, EN TANTO QUE RUBÉN, OTRO HERMANO PEQUEÑO DE SOLÍS SE COLGABA DEL CAÑÓN DE LA CARABINA DE GALÁN, IMPOSIBILITÁNDOLO PARA SER BLANCO EN SU VICTIMA, NO SABEMOS SI HABER ERRADO EL GOLPE A GALÁN, LO EXASPERÓ EN SU COMETIDO Y CONTINUÓ SU CAMPAÑA EN CONTRA DE SOLÍS PARA ACABAR CON ÉL, PERO LO CIERTO FUE QUE GALÁN LE SIGUIÓ MUY DE CERCA LOS PASOS A ANTONIO Y EN LA PRIMERA OPORTUNIDAD QUE TUVO LO MATÓ ALEVOSAMENTE.


Asesinato del Diputado Profr. Antonio Solís

Profr. Héctor Jaime Treviño Villarreal
Cronista de Sabinas Hidalgo, N.L.

Estábamos en la escuela primaria y al acercarse el 2 de marzo, se oía el comentario generalizado: ¡vamos ir al panteón!. A los alumnos de cuarto, quinto y sexto grado los maestros les explicaban el motivo: hacer guardia en la tumba de Antonio Solís.
Cada año se recordaba la brillante trayectoria política del profesor, comerciante, político y joven sabinense, quien puso a temblar al gobierno autoritario del Gral. Porfirio G. González, a quién se le achacó ser el responsable de su asesinato.
Hoy, parece ser que su figura pasa despercibida, a pesar de existir un acuerdo de cabildo de honrarlo cada año, sin embargo, Antonio Solís forma parte de la historia de Sabinas y no debemos dejar que la memoria colectiva lo olvide.
Recordemos aquel aciago 2 de marzo de 1925, según la crónica del periódico El Porvenir:


MUERTE DE ANTONIO SOLÍS
2 de marzo de 1925.

De un certero balazo, cayó muerto en el embanquetado del Hotel Bridge.
Viejas rencillas y animosidades por las contiendas politicas pueblerinas habían enemistado al representante sabinense con JOSE MARÍA GALAN, exjefe de la policía de aquella villa y al encontrarse ayer uno frente al otro empujado por la fatalidad, hicieron erupción aquellos odios deshaciéndose en tragedia.

El cadáver del infortunado representante popular recibirá los honores correspondientes a su elevada investidura instalándose la capilla ardiente en el salón de sesiones del CONGRESO DEL ESTADO, donde permanecerá expuesto hasta las 19 horas de hoy en que será llevado el cadaver a la estación para conducirlo a Sabinas Hidalgo

La noticia de la tragedia corrió como reguero de pólvora, ya que la personalidad del asesino y su investidura política le daban notoriedad excesiva en el estado, gobernado por el Gral. Porfirio G. Gonzalez. En medio de una gran inestabilidad y violencia ciudadana; los sucesos sangrientos se sucedían con mucha frecuencia.

El Profr. y diputado Solís ocupaba en el Hotel Brigdes el cuarto número 24 y el día 2 de marzo a las 14:50 del mediodía salió a la calle, para encaminarse al oriente por la avenida Colón cuando se encontró a unos cuantos metros de distancia de José María Galán, se cruzaron algunas palabras agresivas, se escuchó un disparo y Solís cayó atravesado por la bala fatal.

¡ Me muero, me muero!, exclamaba el herido, mientras lo levantaban un peluquero vecino del hotel y el comandante de policía de Villa de García, que se encontraba de casualidad en el sitio; lo llevaron adentro y lo depositaron en una cama.

El comandante llamó a los doctores Barocio y Gónzalez Peña, quienes con el boticario practicaron algunas curaciones, que lograron conservarle la vida al herido por alguna media hora.
A los pocos momentos se presentaron varios diputados: el Doctor Nicandro L. Taméz y el inspector general de policía, el coronel Bonifacio Salinas Leal y otras personas.

El Lic. Policarpio Morales, juez segundo del Ramo Penal, acompañado del escribiente, procuró que el herido hiciera algunas declaraciones. La palidez que lo invadían era extrema y la voz se escuchaba con gran debilidad ; sin embargo, logró informarle al Juez que lo había herido José Ma. Galán.

... Al que había encontrado en la puerta del depósito La América, agregando que, aunque estaba armado, no pudo hacer uso de la pistola debido a lo repentino del ataque y que después de que lo hirieron, entre varias personas que conducían, se la quitaron, asegurando que ninguna dificultad había existido anteriormente entre él y Galán.

Después de lo anterior entró en estado agónico y falleció a las 15:20 minutos. El juez procedió a levantar el acta respectiva y recogió de manos del diputado Arreola, los documentos que portaba el éxtinto, el sombrero azul gris, el chaleco y saco manchado de sangre, la funda de la pistola en un cinturón sin cartuchera, cinco cartuchos que traía en el saco y otros objetos.
El juez también dió fe de un impacto de bala en la puerta del hotel a una altura de dos metros y luego tomó los nombres de los testigos: el pulquero, el cantinero, el capitán Sepúlveda, Baudelio Salazar y un carrero que descargaba materiales de construcción frente al lugar, por último clausuró el cuarto que ocupaba el victimado llevándose la llave y dispuso que el cadáver fuera enviado al Hospital González para que se le practicara la autopsia.
El diputado Arreola fue a una escuela cercana por un hermano del asesinado ..teniendo lugar las escenas conmovedoras que producen los casos de esta naturaleza.
Unas hermanas, estudiantes en la Normal, también fueron avisadas las últimas palabras del diputado Solís fueron para pedir al diputado Arreola protección para ellas, ya que, él era quien las sostenía desde que habían quedado huérfanos.
El cadáver fue trasladado a las 4 de la tarde a el Hospital González y luego al Palacio de Gobierno donde se instaló la capilla ardiente para que se le tributaran los honores correspondientes.
A las cinco de la tarde celebró sesión extraordinaria la Comisión Permanente del Congreso, bajo la Presidencia del diputado Hinojosa, el motivo fue dar a conocer la trágica muerte del diputado y profesor Antonio Solís, acaecida breves momentos antes, y tomar medidas para los honores que deberían rendírsele de acuerdo a su cargo; igualmente, decidir la ayuda que debería darse a los familiares, nombrara las comisiones respectivas, disponer la impresión de una esquela alusiva y ordenar las ofrendas florales del caso. Se aclaró que todos los gastos serían por parte del Gobierno del Estado.

El carácter del político sabinense, después de ser velado en la capilla ardiente del Palacio de Gobierno, fue trasladado a la estación del ferrocaril para ser conducido a Villaldama, recibiendo honores en este lugar y finalmente, llegó a su tierra natal, Sabinas Hidalgo que ya había organizado los homenajes correspondientes.

De Monterrey acudieron representantes del Congreso, del magisterio y de los estudiantes normalistas.
Las escuelas del pueblo suspendieron sus labores, el comercio cerró sus puertas y todos los sectores sociales manifestaron su duelo ante el ilustre cadáver. El Partido Constitucionalista hizo circular esquelas invitando a los funerales solemnes. El día 4, después de permanecer en la casa de la familia, se trasladó el cuerpo yacente a la Capilla Ardiente en el Palacio Municipal. La comitiva era numerosa; un grupo de señoritas encabezaba el cortejo fúnebre por las calles Juárez y Porfirio Díaz.
De los ranchos vecinos acudieron infinidad de personas y comosiones de Monterrey, Villaldama y otros lugares cercanos.
La Plaza Hidalgo se encontraba pletórica de sabinenses dolientes y pesarosos sin poder asimilar la magnitud de la tragedia que los envolvía. El ataúd fue cubierto por numerosas ofrendas florales que llevaron las incontables familias que acudieron a velar el cadáver del infortunado político. A las 9 horas fue llevado a la Parroquia, cuyos arreglos habían sido ejecutados por varias damas del pueblo y se celebró la misa de cuerpo presente.
Rumbo al panteón, acompañó el cadáver una numerosísima comitiva, encabezando los representantes del Congreso del Estado, los maestros de la capital, el ayuntamiento, los familiares y el pueblo.
Las campanas de la iglesia doblaron tristemente cuando el féretro fue depositado en la carroza. Listones tricolores y blancos prendían del carruaje mortorio sostenido por manos femeninas hasta su destino final.
La bandera del Partido Constitucionalista Sabinense iba atrás de la carroza, la comitiva fúnebre compuesta por hombres y mujeres comprendía mas de tres cuadras; los alumnos de la escuela acompañaban dolientes y lo mismo hicieron todos los carros y coches de sitio.
En el acto final, al ser bajado a la tumba, hicieron uso de la palabra la señora Julia M. Flores Vda. De Garza
Señorita Deyanira Chapa, Diputado Edmundo Martínez, Pedro Maldonado, Jesús Treviño, Eugenio Solís y otros más.
Como estos funerales no hay precedente en Sabinas dicen El Porvenir -, y dificílmente en mucho tiempo se efectuarán otros tan importantes como solemnes.
Sabinas Hidalgo, Nuevo León había perdido de manera trágica a uno de sus jóvenes valores murió a los 33 años de edad- y fue un duro golpe para sus seguidores en la política.

EL ASESINATO DEL DIPUTADO
PROFR. ANTONIO SOLIS
2 DE MARZO DE 1925
Por: Profr. Rodolfo de León

En el Estado, se vivieron inquietudes y problemas políticos propios de la época, en tanto se definían los rumbos del sistema político que estaba emergiendo y las naturales luchas entre las diversas corrientes y grupos revolucionarios que disputaban el poder en todas las instancias municipales, estatales o federales.

Es preciso recordar que todavía faltaban cuatro años para que Calles con su visión de estadista, promoviera la fundación de un Partido que aglutinara a las fuerzas revolucionarias de cada región o facción.

En Nuevo León, actuaban las corrientes obregonista, callista y las que representaban personalidades de la política local como Aarón Sáenz y otros.

Esta lucha que se daba en el país se expresaba en todos los niveles del poder: gubernatura, congresos locales, municipios, senadurías, etc. Víctima de tales situaciones conflictivas a mediados de 1925, el Gral. Porfirio G. González, tuvo que dejar la gubernatura ante las presiones que contra él se ejercía. El Congreso lo desaforó y destituyó bajo diversas acusaciones. Uno de los problemas que incidieron en aquellos acontecimientos que vivía Nuevo León, fue el relacionado con el asesinato del diputado sabinense profesor Antonio Solís, ya que, tan lamentable suceso creó una imagen local y nacional de inestabilidad y violencia en el gobierno del Gral. González.

En el clima conflictivo que dominaba la sociedad, el asesinato del diputado Solís, creó el rumor de que el Gobernador estaba implicado en la responsabilidad del crimen, pues era conocida la militancia opositora del sabinense y la permanente actitud crítica y denuncia con que actuaba en el seno del Congreso contra el primer mandatario estatal.

El profesor Antonio Solís, tenía 31 años de edad y ya había sido presidente municipal habiendo también participado como candidato a diputado federal y se pensaba que el triunfo había sido suyo; sin embargo, no ocupó la curul disputada.

Inquieto político, militante activo, sus intervenciones criticas y de oposición en el Congreso, son las características fundamentales de su actuación.

Sabinas Hidalgo, lo tiene como uno de sus hijos mas distinguidos y cada aniversario de su muerte se honra en su tumba. Una escuela secundaria lleva su nombre.

Su artero asesinato conmovió a su pueblo natal, al Estado y tuvo repercusiones nacionales. Así lo atestigua la prensa del momento; de ahí documentamos el relato:

De un certero balazo cayó muerto en el embanquetado del Hotel Bridge, el diputado profesor Antonio Solís. Viejas rencillas y animosidades engendradas por las contiendas políticas habían enemistado el representante sabinense con José María Galán, exjefe de la Policía de aquella villa y al encontrarse ayer uno frente a otro empujados por la fatalidad, hicieron irrupción aquellos odios deshaciéndose en tragedia.

El C. Gobernador del Estado mostró profunda pena por lo ocurrido pero está satisfecho de que el autor de este crimen haya caído ayer mismo en manos de la justicia.

El cadáver del infortunado representante popular recibirá los honores correspondientes a su elevada investidura instalándose la capilla ardiente en el salón de sesiones del Congreso del Estado, donde permanecerá expuesto hasta las 19 horas de hoy en que será llevado el cadáver a la estación para conducirlo a Sabinas Hidalgo.

De esta forma tan explícita y expresiva informaba El Porvenir del 3 de marzo de 1925, del asesinato del profesor y diputado sabinense Antonio Solís, víctima de la agresión de José María Galán, frente al Hotel Bridge, situado por la vieja avenid Colón, casi cruz con Pino Suárez.

La noticia de la tragedia corrió como reguero de pólvora, ya que la personalidad del asesinado y su investidura política le daban notoriedad en el Estado.
En medio de una gran inestabilidad y violencia ciudadana; los sucesos sangrientos se sucedían con mucha frecuencia y las páginas de los periódicos de entonces así nos lo muestran.

El profesor y diputado Solís, ocupaba en el Hotel Bridge el cuarto número 24 y el día 2 de Marzo a las 14:50 horas salió a la calle, para encaminarse al oriente por avenida Colón cuando se encontraba a unos cuantos metros de distancia de José Maria Galán, se cruzaron algunas palabras agresivas, se escucha un disparo y Solís cayo atravesado de flanco por la bala fatal.

Me muero, me muero, exclamaba el herido, mientras lo levantaban entre un peluquero vecino del hotel y el comandante de policía de Villa de García, que se encontraba de casualidad en el sitio; lo llevaron adentro y lo depositaron en una cama.

El comandante llama a los doctores Barrocio y González Peña quienes con el boticario miguel Gonzáles, le practicaron algunas curaciones que lograron conservarle la vida al herido, por media hora.

A los pocos momentos se presentaron varios diputados: Areola, Marcelino Hinojosa, Chapa González, Dr. Nicandro L. tamez y el Inspector Gral. de policía, el coronel Bonifacio Salinas Leal y otras personas.
El Lic. Policarpo Morales, juez segundo del ramo penal, acompañado del escribiente, procuró que el herido hiciera algunas declaraciones. La palidez que lo invadía era extrema y su voz se escuchaba con gran debilidad. Sin embargo logro informarle al juez que lo había herido José Maria Galán.... Al que había encontrado en la puerta del deposito La América agregando que aunque estaba armado no pudo hacer uso de la pistola debido a lo repentino del ataque y después de que lo hirieron, entre varias personas que no conocían, se la quitaron asegurando que ninguna dificultad había existido anteriormente entre él y galán . . .

Después de lo anterior entró en estado agónico y falleció a las 15:20 horas.

El victimario Galán fue descrito por el periodista anónimo de El porvenir, en los siguientes términos: Es un individuo de complexión robusta.

Se agrega que el 23 de enero pasado, siendo comandante de la policía en Sabinas Hidalgo sostuvo un pleito con otros policías en una cantina del lugar, habiendo resultado con grandes heridas de ahí por que se encontraba en Monterrey curándose; Galán, después de recuperarse, se quedó en la ciudad en espera de que el gobierno le diera alguna ocupación.

Al momento del incidente con el diputado Solís, Galán se hallaba ebrio, pues su presencia en él deposito la América obedecía a que le proporcionaran cerveza fiada, ya que no traía dinero.

Los tres amigos habían estado tomando en una cantina en el centro en Zaragoza y 15 de mayo y luego se trasladaron al lugar de la tragedia en busca de mas cerveza y mientras sus dos amigos negociaban, salió a la puerta y viendo al poniente encontró la figura de Solís que, a su vez se encontraba parado en la puerta del hotel. Según contó el mismo Galán al verse frente a frente, Solís grito:

- ¡Aquí estas! . . . agregando una maldición de nuestra tierra cosa que la extraño pues así tiempo no se trataban debido a las dificultades políticas que ya había tenido en el pueblo agrega Galán. Que el diputado desenfunda su arma y le hizo un disparo que no lo toco, por lo cual pudo el contestar disparándole un balazo que le provocaría la muerte.

Galán se aproximó al herido y le agarro de la ropa diciéndole: - ¡te mueres de una vez . . .!- y le apuntaba con su arma para después evitar un ataque

Solís, herido de muerte le dijo:
- mediste en la mera vida . . .!- completando con otra blasfemia

Entre las cosas que la víctima aseguró con voz entre cortada sostuvo que ellos nunca habían tenido dificultades en el pasado, pero Galán, sostuvo lo contrario, acosándolo de ataque que había sufrido el día 23 de enero luego de que Solís cayó y quedo tirado hacia arriba, Galán , con un policía , acudió ala inspección de policía 1 ubicada por la calle Jiménez y se entregó al capitán Moreno oficial de guardia entregándole su arma y asegurando que solo había quemado un cartucho. Mas tarde fue trasladado ala penitenciaria del estado internándosele en una crujía ordinaria.

Cuando Galán fue informado del fallecimiento de su víctima se le oyó exclamar: - Dios lo halla perdonado - y continuó platicando; enseguida poso para el fotógrafo que le tomó la placa del retrato que apareció en el periódico.

El cadáver fue trasladado al hospital González, para la autopsia y como los tramites se tardaron hasta pasadas de las 8 de la noche fue conducido a la casa que habitaba por la calle Galeana No.132 donde hubo las naturales escenas dolorosas de sus familiares y amigos.

El juez procedió a levantar el acta respectiva y recogió de manos del diputado Arreola los documentos que portaba el extinto el sombrero azul gris, el chaleco y saco manchado de sangre, la funda de la pistola en un cinturón sin cartuchera, cinco cartuchos que traía en el saco.

El juez también dio fe, de un impacto de bala en la puerta del hotel a una altura de dos metros y luego tomo los nombres de los testigos: el peluquero, el cantinero , el capitán Sepúlveda, Baudelio Salazar y un carguero que descargaba materiales de construcción frente al lugar; por último, clausuró el cuarto que ocupaba el victimado llevándose la llave y dispuso que el cadáver fuera enviado al hospital González, para que se le aplicara la autopsia. el diputado Arreola, fue a una escuela cercana por un hermano del asesinado.

...Teniendo lugar las escenas conmovedoras que producen los casos de esta naturaleza.

Unas, hermanas que estudiaban en la Normal también fueron informadas.

Según la información que nos sirve de base para este relato, las últimas palabras del diputado Solís, fueron para pedir al diputado Arreola, protección para ellas, ya que el era quien las sostenía desde que habían quedado huérfanas.

El cadáver fue trasladado, ala 4 de la tarde al hospital González y luego al Palacio de Gobierno, donde se instaló la capilla ardiente, para que se le tributaran los honores correspondientes.

El, también dió fe de un impacto de bala en la puerta del hotel a una altura de dos metros y luego tomó los nombres de los testigos: el peluquero, el cantinero, el capitán Sepúlveda Baudelio Salazar y un calero que descargaba materiales de construcción frente al lugar; por último, a las 5 de la tarde, celebró cesión extraordinaria la comisión permanente del Congreso, bajo la presidencia del diputado Hinojosa; el motivo fue dar a conocer la "trágica muerte del diputado Profesor Antonio Solís acaecida breves momentos antes" y tomar medidas para los honores que deberían rendírsele de acuerdo a su cargo, igualmente decidir la ayuda que debería darse a los familiares, nombrar las comisiones respectivas, disponer la impresión de una esquela alusiva y ordenar las ofrendas florales del caso. Se aclaró que todos los gastos serían por parte del Gobierno del Estado.

Las proposiciones y tareas que presentó Hinojosa, fueron aprobadas, levantándose la sesión rápidamente.

El cadáver del político sabinense, después de ser velado en la capilla ardiente del Palacio de Gobierno, fue trasladado a la estación de ferrocarril, donde fue conducido a Villaldama, recibiendo honores en ese lugar y finalmente llegó a su tierra natal Sabinas Hidalgo, donde ya se habían organizado los homenajes correspondientes.

De Monterrey, acudieron representantes del congreso, del magisterio y de los estudiantes normalistas. Las escuelas suspendieron sus labores; el comercio cerró sus puertas y todos los sectores sociales manifestaron su duelo.

El partido constitucionalista hizo circular esquelas, invitaron a los funerales solemnes. El día 4, después de permanecer en la casa de la familia, se traslado el cuerpo yaciente en la capilla ardiente en el palacio municipal. La comitiva era numerosa; un grupo de señoritas encabezaba el cortejo fúnebre por las calles Juárez y Porfirio Díaz. De los ranchos vecinos acudieron infinidad de personas y comisiones de Monterrey, Villaldama y otros lugares cercanos.

La plaza Hidalgo se hallaba pletórica de sabinenses dolientes y pesarosos, sin poder asimilar la magnitud de la tragedia que los envolvía. El ataúd fue cubierto por numerosas ofrendas florales, que llevaron las incontables familias que acudieron a velar el cadáver del infortunado político.

A las 9 horas fue llevado a la parroquia, cuyos arreglos habían sido ejecutados por varias damas del pueblo y se ofició la misa de cuerpo presente.

Rumbo al panteón, acompañó al cadáver una numerosísima comitiva, encabezando los representantes del congreso, los maestros de la capital, el ayuntamiento, los familiares y el pueblo.

Las campanas de la iglesia doblaron tristemente, cuando el féretro fue depositado en la carroza que dirigían Fernando viejo y Manuel Ancira; listones tricolores y blancos pendían de carruaje mortuorio, sostenidos por manos femeninas hasta su destino final.

La bandera del partido constitucionalista sabinense iba atrás de la carroza.

La comitiva fúnebre compuesta por hombres y mujeres, comprendía más de tres cuadras; los alumnos de las escuelas acompañaban a los dolientes y lo mismo hicieron todos los carros y coches de sitio.

En el acto final, al ser bajado a la tumba, hicieron uso de palabra la señora Julia M. Flores Vda. De Garza, señorita Deyanira Chapa, diputado Edmundo Martínez, Pedro Maldonado, Jesús Treviño, Eugenio Solís y otros más.

Los funerales revistieron una grandiosa y solemnidad especial que aun se recuerda en su pueblo natal. Su personalidad y su tragedia así lo ameritaban.